Saltar al contenido

Cuidados del Césped en Otoño

Acaba el verano y ya llevas disfrutando de tu césped unos meses. Para que al próximo año vuelva a lucir radiante y lo veas en todo su esplendor, tienes que llevar a cabo una serie de cuidados del césped en otoño. Merecen la pena para disfrutar de una pradera digna de admiración.

cuidados del césped en otoño

Todas estas tareas de mantenimiento prepararán nuestro manto verde para aguantar los rigores del invierno y resurgir de nuevo en primavera. Ten en cuenta que al acabar el verano nuestra pradera está bastante castigada por los rigores del calor y el uso, por lo que estos cuidados del césped en otoño son fundamentales.

Vamos con ellos:

Retirar hojas caídas, el primero de los cuidados del césped en otoño

Aunque no haya árboles directamente sobre tu césped, el viento habrá arrastrado las hojas que comienzan a caer en otoño. Tengo que reconocer que queda muy bonito ver toda esa tonalidad de amarillos, ocres y marrones sobre la hierba verde, pero no es lo recomendable.

Todas esas hojas sobre tu césped no lo van a dejar respirar, recibir los rayos de sol y van a retener en exceso la humedad, lo que provocaría enfermedades. No queda más remedio que retirarlas para una correcta oxigenación.

Tampoco olvides que tu césped necesita los rayos de sol y la luz, por lo que debes asegurarte de que las hojas no le privan de ello. Ten en cuenta que en esta época del año las horas de luz disminuyen.

Lo puedes hacer de la manera tradicional, con un rastrillo o aprovechar los adelantos de la maquinaria de jardín y utilizar un soplador.

Una tercera opción que tienes es la de utilizar el propio cortacésped. Su capacidad de succión de los restos cortados también puede aprovecharse para recoger hojas. Eso sí, ten en cuenta si son demasiadas, porque se llenaría el cestillo enseguida y paradas y arrancadas muy frecuentes no es lo mejor para un motor.

Regarlo y cortarlo, también en otoño

Otoño es una época de inestabilidad meteorológica, lo que significa que puede haber tormentas como continuar el tiempo soleado.

Riega el césped si no llueve lo suficiente. Ve reduciendo la cantidad de agua según vayan disminuyendo las temperaturas. También las horas de sol se irán reduciendo en esta estación, por lo que las necesidades de agua disminuyen.

Procura regar a unas horas en las que la humedad no haga que tu terreno esté encharcado durante mucho tiempo, pueden aparecer enfermedades.

Y por supuesto sigue cortándolo mientras continúe creciendo. Para pasar el invierno no conviene que esté muy alto (entre 5 y 7 cm es la altura perfecta para todo el año), si nieva se aplastará. Además, un césped alto conserva mejor la humedad y ahora que en otoño es más elevada, en una pradera constantemente húmeda es más probable la aparición de hongos y plagas.

Airear y escarificar, de los cuidados del césped en otoño más importantes

Con el tiempo, una capa de hierbas muertas se apelmaza entre la tierra y el césped, impidiendo que el agua y los nutrientes lleguen a las raíces. El proceso de escarificado es el que rompe esa capa de restos.

Esta tarea puede realizarse con máquinas específicas para ello, las escarificadoras eléctricas o de manera más manual con rastrillos escarificadores.

Después de pasar el escarificador la superficie quedará con un aspecto lamentable. No te preocupes, en pocos días los tendrás regenerado y más sano que previamente. No olvides retirar toda la materia muerta que has arrancado.

Además de lo anterior, también es necesario airear las raíces. Esta tarea consiste en realizar incisiones de unos 8-10 cm en el terreno que facilitan que el oxígeno y los nutrientes penetren. Ten en cuenta que con el tiempo el terreno tiende a compactarse. En el mercado existen rodillos con púas o plantillas para esta labor.

Abonado del césped, vital en el mantenimiento del otoño

Tenemos que aportar a nuestro césped una serie de nutrientes que necesita para estar sano y fuerte.

Las necesidades cambian con la estación del año, pero tampoco es necesario complicarse demasiado la vida con los fertilizantes y puedes utilizar el mismo durante todas las estaciones.

Te recomendamos un abono específico para césped, aunque existen abonos universales que, si ya los compras para el resto de tu jardín, también puedes utilizarlos aquí. Si vas a comprar uno específico para otoño, que sea rico en potasio, que le ayudará a soportar el frío y el meno número de horas de luz.

Eso sí, asegúrate de que es un abono de liberación lenta, de los que echas las bolitas y se van disolviendo poco a poco con la lluvia o el riego. Muy importante es que lo esparzas bien por la superficie, si lo dejas apelotonado, te quemarán esa zona.

Aunque el crecimiento vegetativo de la hierba se detiene, el abonado ayudará a enraizar y crecer más sano y frondoso al volver el calor.

Resiembra de las zonas con calvas

Después de escarificado tu césped quedará con aspecto “despeinado” durante unos días y verás zonas dañadas sin césped, es el momento de resembrar.

También se puede resembrar en primavera, pero si has escarificado ahora y ves calvas, no las dejes sin sembrar porque aparecerán malas hierbas.

Esparce las semillas de césped sobre una tierra que no esté apelmazada y después añade alrededor de 0,5 -1 cm de mantillo para césped o recebo por encima. Para finalizar pasa un rodillo, no solo para nivelar la superficie sino para que las semillas estén bien en contacto con la tierra, si no es así no germinarán.

Repetimos un consejo que ya te hemos dado anteriormente, las hormigas son muchas, muy trabajadores y les encantan las semillas. Para ellas la resiembra es como “maná caído del cielo”. No olvides tapar las semillas y procura no resembrar si todavía ves demasiadas por tu jardín.

Esas zonas resembradas debes regarlas con frecuencia si no llueve.

Existen semillas específicas para repoblar, que germinan más rápido y lo hacen antes de que llegue el invierno, pero también puedes usar la misma variedad del que tienes el resto de tu jardín.

Aplicar herbicida

Aparte de arrancarlas de raíz, las más visibles, nunca está demás utilizar herbicida. Ten en cuenta que, lo que llamamos malas hierbas, son especies autóctonas del terreno y por tanto mejor adaptadas a las condiciones climáticas de la zona.

Su presencia hace que compitan con ventaja contra nuestro césped cuando llegue la primavera y el ciclo vital despierte de nuevo.

Utiliza un herbicida específico para césped, que está pensado para que elimine las hierbas de hoja ancha ya que se absorbe a través de ellas. Tu césped quedará inmune a su efecto.

Cuidados del césped en otoño, una inversión de futuro

Se acaba el verano y comienzas a recoger los muebles del jardín, cubres la piscina, retiras las mangueras de riego…, pero los árboles, plantas y césped son elementos vivos que siguen ahí y que deben prepararse para el cambio de estación.

Tu ayuda es fundamental, con estos consejos de mantenimiento de otoño ayudarás a tu césped a prepararse para la época que le espera y sentarás las bases de su resurgir en la primavera que viene.

Todas estas tareas de mantenimiento no solo están encaminadas a mantener su atractivo visual, sino que ayudan a su crecimiento fuerte y sano y que tu jardín tenga un manto verde de mayor densidad.

No lo olvides, tu césped también te necesita en otoño.

Resumen
Nombre del artículo
Cuidados del Césped en Otoño
Descripción
✅ Los cuidados del césped en otoño ✅ Esas tareas que debes realizar en esta estación para mantener tu manto verde sano, fuerte y hermoso.
Configuración